Diario de un esquizofrénico: León

Un día iba por una sabana cualquiera dando un paseo. Vi que me acechaba un león cualquiera. Pero no era uno cualquiera. Un león cualquiera hubiera sido más sigiloso, se hubiera acercado más, y probablemente se hubiera abalanzado sobre mí para poder comer ese día. Le vi perseguirme desde lejos. Era patoso, y al andar pisaba ramas secas que hacían demasiado ruido como para cazar agusto.

Cansado de la torpe persecución, me acerqué para dejarle las cosas claras. Sorprendido me quedé cuando le ví casi famélico y con grandes calvas en su pelo. Sus dientes estaban mellados y sin punta. Me dió pena, así que quise consolarlo.

Al rato me contó su secreto. Quería que fuese un secreto, porque un león así podría ser atacado en cualquier momento. El león era huérfano de madre. De leona. Llevaba toda su vida comiendo hierba y frutos que caían de los pocos áboles que deja crecer el clima. No pudo aprender nada de su madre leona, y por lo tanto nadie le había enseñado a cazar. Quise quedarme, enseñarle todo lo que yo sabía.

-  Lo siento, me tengo que ir. Pronto se hará de noche, y bien sabes que la sabana se pone más peligrosa.

Al día siguiente, desayunando leí en un periódico local:

“LEON APARECE MUERTO. SE SOSPECHA DE UN GRUPO POCO NUMEROSO DE HIENAS”

La ley de la selva.

Sigue leyendo...

Martes sin trece: cuando pierde tu equipo

Hoy martes 24 de Abril el Chelsea ha eliminado al Fútbol Club Barcelona en la semifinal de la Liga de Campeones.

Yo no me declaro fanático del fútbol ni de un equipo. Mi equipo es el Barcelona pero sé hacer autocrítica, empezando por las ingentes cantidades de dinero que ganan sus jugadores y la forma curiosa que el club tiene de evadir impuestos. Pero hablemos de lo estrictamente deportivo.

Para los que se declaren fanáticos de su equipo -véase Tomás Roncero- que pierda un partido es casi como un fin del mundo pequeñito. Los hay que se cabrean, que culpan al árbitro. Los hay que se ciegan y no son capaces de ver los errores propios. Los hay incluso que se lo llevan para casa, que están tristes, que no hablan. “María, hoy no, que ha perdido el Madrid”, dicen algunos. Con lo cual estamos hablando de algo que afecta a nuestras vidas.

Esta semana puede ser una de las negras para el Barça. Se le escapó la Liga el sábado contra el eterno rival y hoy les patean de la Champions. Hay que decir que las dos derrotas no han sentado igual, por lo menos a mí.

El sábado todo el mundo contaba con la victoria del Barça. “Tres puntitos más y ya estábamos a uno”. El Real Madrid planteó un partido de tú a tú, sin miedos y sin dureza. El resultado fue que ganó limpiamente y justamente. Incluso sin polémica arbitral, del que si hay que decir algo es que sacó amarillas injustas a ciertos jugadores blancos. Con lo cual jode. Jode perder pero pierdes de esa manera en la que el rival no te ha ninguneado, te ha jugado buen partido y los tuyos no estaban finos, estaban cansados y algunos ni si quiera estaban. Pierdes con orgullo y felicitas al rival.

Con lo del Chelsea es otro cantar. El equipo -desde luego de fútbol no- salió con diez defensas y Drogba. En una semifinal de Champions. Un planteamiento lamentable para aguantar el triste gol que marcaron de chiripa en la ida. Con el Barça asediando y cansado como pocos días, se notaba que faltaba el último pase. Esas triagulaciones vertiginosas que hacían nuestras delicias hace unas semanas ahora no llegaban. No hay frescura y Messi no acaba de encontrarse. Con este panorama, Sergio Busquets abre la lata en un gol merecidísimo e Iniesta nos hace recordar gestas pasadas poniendo el segundo y la clasificación en bandeja. A esto le sumas la tarjeta roja a Terry y ya puedes decir Barça campeón. Pero ahí estaban las rapiñas del fútbol para colarnos un contragolpe de libro, de los que el Barça no está acostumbrado a defender, y Ramires le pone una vaselina a todo el estadio y al barcelonismo. Dos a uno pero con toda la segunda parte por delante para destrozar el antifútbol.

En la segunda parte Drogba se pone de lateral derecho y el Chelsea defiende con diez. Desde luego muy arriesgado. Otra vez cerrojazo para mantener otro triste gol. Pero esta táctica no había funcionado y se suponía que no iba a funcionar ahora. Gol anulado a Alexis, palo de Messi. Se huele la remontada. Quedan cinco minutos y el Barça ataca con diez, igualdad de condiciones que Torres se encarga de desbaratar así como la andadura de los culés en la Champions: dos a dos y el Chelsea a la final.

¿Por qué resumo un partido de fútbol? Quiero sacar una reflexión sobre todo esto. No me gusta perder contra el antifútbol. No me gustan los equipos que especulan con el resultado, que se encierran atrás como cobardes y lanzan balones fuera. No toman su responsabilidad ante las circunstancias y sólo desean que un golpe de suerte cambie su situación y los beneficie. No puedo dejar de comparar el fútbol del Chelsea con la política del Partido Popular estos meses en España. Cobarde, a la defensiva, sin ideas y esperando a que algo pase.

Y creo que nos vamos a tener que joder. Llegó la época del antifútbol. Llegó la época de la antipolítica. Fin de ciclo que dirían algunos. Pero no vamos a esperar agazapados a que el ciclo vuelva a cambiar…

Sigue leyendo...

Diario de un esquizofrénico: El primer intento

Mírala. Es preciosa. Y tú no eres más que un bufón. Un bufón malo, de chistes fáciles y pelos en la espalda. ¿Por qué crees que ella está aquí, debajo tuya? No puedes ¿verdad? Siéntete culpable. Nunca has hecho nada bien, y desde luego hoy no va a ser tu día. Huelela. ¿Te das cuenta? Mejor no te huelas tú. Hueles a vergüenza, a virginidad mancillada. No eres un hombre. No eres su hombre. ¿Te has fijado en sus ojos? Te desea. Debe de estar loca, con esos dientes que tienes, esa barba a medio recortar. Vas siempre hecho una mierda. Y aquí la tienes, en tu cama, desnuda, sudando, pidiéndotelo. Y tú, ¿dónde estás? ¿No puedes? Pobrecito… Me das pena.

Ella me dijo que no me preocupara, que le pasa a mucha gente. Pero yo sé que es mentira. Sabemos que es mentira.

Sigue leyendo...

Españolitis o el orgullo patrio

De resaca por el Clásico pienso en que llevamos dos días sin levantarnos con noticias pésimas por parte del Gobierno. Dónde quedaron esos días en los que lo más importante a comentar era las expulsiones de Fama, la nueva salida de tono de Belén Esteban o si Sara Carbonero se había tirado un pedo (o no). De vez en cuando, sobre todo hacia el final, la legislatura socialista nos deleitaba con pequeñas putadas en forma de recortes pero nada que no se pudiera tapar con una victoria de Nadal o el Mundialito de Clubes.

Ahora ni Mundialito ni Mundialita. ¿O sí?

Llevamos una semana negra. Todos los días nos levantábamos con una o incluso dos noticias que nos afectaban directamente. Si no era la Educación eran los Medicamentos. Si no, la Casa Real o RTVE. En todo este clima de exasperación unas actuaciones me quemaron más de lo normal.

Todo empezó con el gobierno argentino nacionalizando el 52% de YPF por incumplimiento del contrato de abastecimiento que tenían con REPSOL, es decir, REPSOL no abastecía a Argentina y ponía como excusa que tenían balance negativo pero posteriormente al revisar las cuentas la multinacional tenía beneficios. Como esto no era lo que se acordó cuando se privatizó YPF el gobierno argentino ejecutó su derecho de recuperar el abastecimiento de hidrocarburos.

Con esta nefasta noticia para los intereses privados de los inversores extranjeros de REPSOL a nuestro Gobierno se le hinchó la vena patriótica y se montó un gabinete de crisis para tomar una serie de medidas durísimas ante esta ofensa nacional. Es justo este patriotismo exacerbado el que me reconcome sabiendo que más de cinco millones de personas no trabajan en España pero por ellos no sacamos el culo, nos mojamos por una multinacional que ni si quiera paga sus impuestos en España. Desde luego REPSOL nunca se ha caracterizado por ser un adalid de los intereses españoles, ni si quiera los corporativistas pero ahora tiene a todo el Gobierno lamiéndole el culo porque cuando se llamaba CAMPSA era una empresa española.

Yo nunca me he considerado una persona idónea para hablar de patriotismo considerando que nunca me ha gustado eso del españolismo, el nacionalismo español, el sentimiento español. Diría más bien que nunca lo había entendido. Pero siendo como soy, esta actuación del Gobierno me parece lo más antipatriótico y antinacional que ha hecho (y mira que recortar 11 mil millones de euros en Educación y Sanidad no es que sea muy español). Para mí lo patriótico sería dar crédito a las PYMES cueste lo que cueste, sin importar la opinión del FMI, BCE, BCM, inversores extranjeros y demás carroñeros. Ser español significa potenciar el tejido industrial casi inexistente. Recuperar la pesca a los marroquíes, expropiar suelo para la creación de cooperativas agricolas, nacionalizar empresas energéticas, invertir en investigación y desarrollo y por supuesto y como vengo diciendo: nacionalizar la banca.

Para que todo esto pueda realizarse hay varios sitios donde se puede meter la tijera antes que en la Educación. Tenemos un Senado inservible, una Iglesia Católica venida a menos cobrando 11 mil millones de euros a España. Tenemos un ejército que podría ser redimensionado. Un cuerpo de funcionarios administrativos a los que se les podría flexibilizar el contrato (si no trabajas, a la calle). Unas diputaciones que son las casas de putas de los políticos, con todo mis respetos hacia las putas. Y el fútbol que el año pasado debía más de 750 millones de euros al fisco. Pero esto sería lo difícil, lo que hay que estudiar, lo que hay que pensar y supervisar para que el país eche a andar. Es mucho más fácil subir el IRPF, subir las tasas de las universidades públicas, poner más niños por aula, instaurar el copago en la Seguridad Social. Para esto no hay que pensar mucho.

Lo curioso es que las medidas fáciles no reportan tanto al Estado pero machacan y destrozan a las familias y las pequeñas empresas. Y sin eso no hay nada, no hay trabajo, no hay dinero, no hay futuro ni esperanza. Pero sobre todo sin eso no hay España. Y cuando España ya no existe, ser y sentirse español sólo será en cuestión del dinero que tengas y entonces todos los que tengan mucho dinero podrán decidir qué es ser español y cómo se logra.

Sigue leyendo...

Diario de un esquizofrénico: entrevista a Marilyn Monroe

Como muchos sabéis, el orgullo gay es una fiesta que se hace en Madrid sobre estos días. En este año, dos mil ocho, cayó, la fiesta, en el sábado día cinco de julio.

A mí las fiestas me gustan por lo feliz que está la gente, como cuando ganó la selección española la eurocopa. La gente sale a la calle, se divierten, están felices. Es una felicidad que dura poco pero que en el momento parece eterna. Y el orgullo gay es una gran fiesta de gente feliz. Yo siempre me apunto a ver gente feliz porque me recuerda todo lo bueno que hay en la vida. Además en el orgullo, gay, siempre puedes ver a mucha gente famosa. Yo ví a Marilyn. Marilyn Monroe la que todos conocemos, y charlé un buen rato con ella. Fue así:

Yo iba andando por la plaza del Rey cuando alguien toca mi espalda:

Tanatos: Caramba Marilyn, ¡cuánto tiempo!

Marilyn: Tanatos, amigo ¿qué tal estás?

T: pues ya ves, por aquí paseando por Chueca, de fiesta. Ya sabes que a mí me gustan mucho las fiestas. Estás estupenda. ¿Qué haces por Madrid?

M: Gracias. Pues ya ves, me contaron que se hacía una fiesta de orgullo, y pensé que no me la podía perder. Además es la primera fiesta en la que paso totalmente desapercibida. De hecho, me he encontrado con dos o tres Marilyns más…

T: Jajajaja. Tú y tu gran sentido del humor. Cuéntame ¿qué tal están los Kennedy? ¿Te decidiste ya por alguno?

M: Pues murieron hace ya unos años. Pero ahora están mejor que nunca, aunque yo me distancié un poco, no eran un buen ejemplo para mí.

T: ¿Y ahora estás soltera?

M: La palabra técnica sería fuera del mercado, aunque sí, estoy soltera y con pocas ganas de relaciones serias. ¿Lo preguntas por algo?

T: Jajajaja, qué va. Ya sabes que yo estoy enamorado.

M: Ya lo sé ya… Una pena.

T: ¿Quieres un poco de mi copa?

M: Oh, gracias, pero no. La verdad es que desde que morí dejé de beber y todo lo relacionado con las drogas.

T: Hablando de drogas, nunca me contaste como fue tu muerte.

M: Y parece que hay una leyenda. Simplemente fue una sobredosis. Una depresión, ya sabes. Yo siempre había tenido miedo por estar enferma, y al final ése miedo me consumió. Pero bueno no hablemos de esto que me pongo triste, y ¡estamos de fiesta!

T: Es una buena exclusiva. Dime, ¿tienes algún proyecto ahora?

M: Desde la portada de hace unos años en Playboy no me han llamado para nada. Aunque si te digo la verdad, así estoy muy bien. Si hubiera tenido algún compromiso no habría podido venir. Además, sabes lo poco que me gusta trabajar.

T: Sí. Tu belleza te ayuda mucho a conseguir tus metas.

M: ¿Tu crees? Me sonrojas Tanatos, hace mucho que nadie me dice nada bonito.

T: Es un placer…

M: Oye, no quería despedirme así, pero he quedado en la Plaza de Chueca, y entre que no sé donde está, y que ya llego tarde… ¿Qué hora es?

T: Las doce y cuarto.

M: Oh, madre mía. Bueno, ya sabes que a mí siempre me esperan. Me despido Tanatos, pásalo bien.

T: Por supuesto, si vuelves por Madrid avísame y tomámos un café.

M: Eso haré, hasta siempre Tanatos.

T: Adiós Marilyn…

Y la ví alejarse entre la gente que había en la plaza del Rey, en Madrid. La pena es que no me dió tiempo a hacernos una foto con la cámara que lleva mi móvil. La tecnología avanza bárbaro, pero mi cabeza todavía no está a la altura. *

 

*Esto pertenece a otro proyecto de blog totalmente ficticio que querría rescatar en este. Iré poniendo las entradas de vez en cuando.

Sigue leyendo...

Martes sin trece v.2012

Hoy es martes y no es trece. Esto me ha llevado a una reflexión profunda en la que en el fondo de mi memoria tenía algo enquistado. Empecé en el blog una serie de quejas virtuales todos los martes. Nacía una sección con carácter fija (me río en tu cara payasa) y no hay mejor día como hoy para retomarla, martes diecisiete de abril.

Hoy martes, estoy horrorizado por la pasividad del pueblo español en general. Echando la vista atrás veo que se generaron revoluciones, guerras por mucho menos de lo que nos está pasando. No basta con que estemos a la cola de Europa en lo referente al desempleo, muchísimo peor que Grecia, estado declarado en banca rota e intervenido financieramente. No basta con que el paro juvenil sea objeto de investigaciones internacionales. No basta con que gracias a una mayoría absoluta, el actual gobierno no haga nada de lo que tenía programado (si es que alguien entendió algo del programa electoral) si no que más bien parece que va en contra de los ciudadanos. No basta con que la Casa Real pase por sus peores momentos y en medio de esta crisis nuestro Rey, querido por todos, se vaya a matar a elefantes y se rompa una cadera. Todo bien costeado por las arcas públicas. No basta con que el recorte en Sanidad sea el mismo que la partida presupuestaria de la Iglesia Católica (ya puedes rezar como te diagnostiquen cáncer). Por no hablar del éxodo de jóvenes (y no tan jóvenes) cualificados que están dejando que en España se quede la escoria social para levantar el país. No basta con que ahora tengamos una crisis diplomática con Argentina porque ahora ellos tienen los huevos de hacer lo que nosotros nunca hemos hecho (¿dónde está el orgullo español de la derecha?).

Pues no basta con todo esto que ahora Pitbull saca una nueva “canción” y ni si quiera es el número uno de los 40principales. ¿Qué nos está pasando?

España, ya no te reconozco…

Sigue leyendo...

Entschuldigunen sie o mi poco compromiso con las cosas

Ya van siete meses en Alemania, que pretendo comentar más detalladamente, ya si eso en otro momento. Hoy no dejo de leer noticias desalentadoras sobre mi país, país venido a (mucho) menos estos días, hazmerreír de la Europa moderna cool e incluso de la mitad del continente africano, no tan cool (¿o sí?).

Hoy mismo los argentinos cobran orgullo por lo suyo y cansados de que el petróleo se exporte y no se use para consumo propio, expropian YPF, con razón, y meten en un lío a la multinacional “española” REPSOL. Las comillas obviamente son por el paradero desconocido de la sede fiscal de la empresa y por lo tanto la nacionalidad de sus tributos, que es lo que de verdad importa y que es seguro no es en España.

La gracia de este asunto es que se ha convertido en una herida en nuestro orgullo español. Cómo se atreven estos argentinos. Pero esto no se pensó cuando se privatizó a los herederos de CAMPSA por cuatro duros. Esto deja de ser un tema de estado cuando los capitales los manejan especuladores sin escrúpulos.

Hoy en una charla edificadora para mí mismo con una amiga, repasaba mentalmente qué haría yo para sacar a un país como España de la crisis. Sea lo que sea, no creo que sólo yo, un músico con conocimientos básicos en el tema, tenga varias soluciones que de verdad crearían un cambio significativo. Es posible que mis ideas sean demasiado socialistas pero no nos engañemos, del total de la población activa, qué tanto por ciento son obreros. La cuestión es fácil, las empresas necesitan dinero y hay que vigilar que gran parte de ese dinero llegue a sus trabajadores. Los trabajadores con dinero consumen y se crean más empresas. Más empresas crean más puestos de trabajo que repercute directamente en una bajada del paro. ¿Solución? Nacionalizar la banca. Simple.

Por su puesto, no sé lo que costaría esto pero haría todo lo que estuviera en mi mano (sin recortar sanidad, educación e investigación) para conseguir este propósito. Gravar a los más ricos, pedir responsabilidades fiscales a las grandes empresas y corporaciones, reducir el gasto en defensa, reducir la partida de la Iglesia Católica, eliminar el Senado, y como medida estrella y verdaderamente impopular: eliminar las Autonomías. Creo sinceramente que hablando con honestidad y explicando la situación, todo el mundo llegaría a entenderlo y todo el mundo sacrificaría algo por el bien de todos. Cuando se salga del agujero volvemos a hablar de naciones históricas, de ikurriñas y sardanas pero hoy por hoy nos caemos todos inevitablemente y es una lástima que ni así nos lleguemos a poner de acuerdo.

De la monarquía mejor ni hablo porque al final no va a servir de nada. Aunque creo que ya ni somos Juancarlistas… Lo que no me gustaría sería una República socialista bananera como en Cuba. Prefiero a los Borbones chupando del frasco mil veces antes que esa dictadura pobremente maquillada.

Va a ser una semana dura. Veremos como se despierta la Prima mañana. Seguramente congestionada…

Sigue leyendo...

Despedida crepuscular o inmigración obligatoria

Me fui.

Me fui de España con la intención de proseguir mi carrera donde me dejarían. Me fui de España porque quedarse hubiera sido un suicidio laboral e intelectual. Me fui de España porque allí no me quieren por lo que hago, allí no quieren a nadie sólo quieren dinero.

De esto hace ya tres meses. Tres meses en los que he vivido en una ciudad alemana otra vida diferente. Es cierto que hago lo mismo, estudio lo mismo e intento trabajar de lo mismo. Pero lo hago en otro sitio, con otra gente, con otro idioma.

Ahora en estas fechas he vuelto a España y ya no la siento como mía. 3 días llevo y si no fuera por mi familia ya me habría ido a otro sitio. Eso sí, de hacer la cena de Navidad no me libro y en 10 minutos me voy a elegir los ingredientes para la receta. En unos días me animaré a subir los resultados.

Animarme es lo que necesito con este blog y ahora tengo la necesidad de contar muchas cosas. Con internet ya en mi piso (32 megas por un precio ridículo, hecho a comentar en próximas entregas) me animaré a escribir más pero no mejor porque no sé.

Animarse. Animar.

Me animo, hombre.

Sigue leyendo...

Segmento profesional no remunerado u orquesta

Es por avisar a los pocos que entrarán aquí por leer cualquier chorrada. Seguramente pasarán unos 10 días o más sin que actualice porque empiezo un periodo de ensayos y conciertos.

Nos vemos en el otro lado.

Sigue leyendo...

, ,

Cotidianidad reminiscente o memes

Recuerdo en mi humilde comienzo como blogger, bloguero o lo que sea, que había un tipo de post que estaban muy de moda y que ahora están demodé.

No sé si es por moda, porque apareció Twitter pero el caso es que el rollo de los memes ya no se lleva. Explico lo que es un meme, nombre ridículo como pocos. Un meme es una entrada que hacer normalmente mandado y obligado, la mayoría de las veces a disgusto. Solían ser cuestionarios en los que airear cosas de tu vida privada para que otros bloggers no vieran que eras un robot de la internec. Yo mismo tengo contestados algunos, e incluso seguro que quise inventarme alguno dado la popularidad que gozaban y en pro de ganarme alguna visita. Luego lo tenías que mandar a otros contactos como si fuera un mail de esos que te persiguen maldiciones de niñas con el pelo largo y ojos ensangrentados.

También es cierto que antes existía algo llamado Technorati en el que según los enlaces que hicieran a tu página subías posiciones en un ranking imaginario. Toda una forma de fardar delante de nadie que te conociera en persona.

Hasta internet cambia en unos años. Y es que echando la vista atrás, llevo ya unos añitos escribiendo este diario digital.

Sigue leyendo...

, , , , , , , ,

prev posts