Analizando cosas que no me gustan: cine cultureta

No hay nada que más me fastidie que ver una película recomendadísima, que todo el mundo flipa con ella, se las dan de listos comentándola, buscándole tramas, argumentos, cosas… y que no sea así. Porque luego la película es un tostón de alucinar, un bodrio infumable y encima te quedas pensando con cara de imbécil si no eres lo suficientemente inteligente como para comprender lo que has visto. ¿Todos los tontacos de Film Affinity le ponen un 9? WTF?

Ayer quise verla por fin. Por la noche, con este calor de justicia que hace, me puse A serious man (Un hombre serio), la última de los Coen (aunque ya pujó por los Oscars el año pasado). Llevaba tiempo con ella en el ordenador (comprada por supuesto…) y quería verla porque los hermanos Coen siempre son sinónimo de buenas películas, guión formidable, ritmos envidiables, ambientación soberbia… ¿Quién no recuerda El gran Lebowsky, Fargo, incluso No es país para viejos? En esta última película todo esto brilla por su ausencia.

¿Eres judío? Si la respuesta es no, no vas a entender una mierda de la película. Pero no es que salga un rabino por aquí, una Torah por allá, no. Es que si no eres judío, si no entiendes las cosas de judíos no vas a entender nada de nada. ¿Eres judío? Pues no la veas.

No hemos hecho más que empezar. ¿Qué cojones significa esa primera escena? Supongo que los que salen son judíos también, aunque podrían ser ucranianos ortodoxos. Y la mujer mata al viejo, pero no le mata porque es un fantasma. Ahá, muy bien. Ah, que ya está, que esto era todo.

Pasamos a la historia «actual», un profesor judío de universidad mediocre ve como su vida se va al garete. En realidad él la tiene que ver, pero nosotros no vemos una mierda. Sí, vemos que su mujer es gilipollas, que sus hijos son gilipollas, que su hermano es subnormal, que el amante de la mujer es (¿lo adivinas?). Estaría bien que darse cuenta de todo esto sirviera para algo, pero al final no vale para nada.

Luego están todas esas historias. Nuestro protagonista va pasando por varios rabinos, el junior, el senior y el xtralarge (que directamente ni quiere verle), para contarles la misma mierda, y la misma mierda religiosa le sueltan los otros con moraleja: no tengo ni puta idea, Dios es caprichoso. O eres judío, claro, y entiendes muchas más cosas. Pero no lo soy.

También hay un abogado, que luego no sirve para nada porque no se ve que haya divorcio o nada por el estilo. Hay otro abogado que se muere, a su hermano lo arrestan por sodomía (¿?), los vecinos salen a cazar y la vecina toma el sol en tetas. ¿Hola? ¿Hay alguien ahí?

Todo esto sería posible si la película fuera, no sé, trepidante, si hubiera alguna que otra escena en la que pasara algo. Pero no, no la hay. Todo transcurre en ese clima de «ya sé que no va a pasar nada», y aunque esperas equivocarte, no lo haces.

Al final hay un tornado (aunque no vemos sus consecuencias) y una llamada del médico referente a las radiografías que se hizo al principio de la película (aunque tampoco vemos las consecuencias). Así acaba la película.

He leído muchas veces que la moraleja de esta película es que la vida es corta, que no puedes esperar a que te den las respuestas de todo, que no todo pasa porque tiene que pasar. ¿De veras? Aventuro que no hay moraleja, que simplemente querían sacar pasta de los judíos, que parece que tienen mucha, y lo han conseguido. ¡Y con dos nominaciones! ¿Qué pasó este año en los Oscars? ¿Mejor película Avatar? ¿En qué mundo vivimos?

Ah, sí que tiene moraleja: ¿eres judío? ¿No? Pues no lo seas porque es aburrido.

Aquí no se acabó todo

Trackback URL

, , , , , ,

No hay comentarios sobre "Analizando cosas que no me gustan: cine cultureta"

Deja tu comentario

ETIQUETAS XHTML PERMITIDAS:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Suscribirse a los comentarios