Entschuldigunen sie o mi poco compromiso con las cosas

Ya van siete meses en Alemania, que pretendo comentar más detalladamente, ya si eso en otro momento. Hoy no dejo de leer noticias desalentadoras sobre mi país, país venido a (mucho) menos estos días, hazmerreír de la Europa moderna cool e incluso de la mitad del continente africano, no tan cool (¿o sí?).

Hoy mismo los argentinos cobran orgullo por lo suyo y cansados de que el petróleo se exporte y no se use para consumo propio, expropian YPF, con razón, y meten en un lío a la multinacional “española” REPSOL. Las comillas obviamente son por el paradero desconocido de la sede fiscal de la empresa y por lo tanto la nacionalidad de sus tributos, que es lo que de verdad importa y que es seguro no es en España.

La gracia de este asunto es que se ha convertido en una herida en nuestro orgullo español. Cómo se atreven estos argentinos. Pero esto no se pensó cuando se privatizó a los herederos de CAMPSA por cuatro duros. Esto deja de ser un tema de estado cuando los capitales los manejan especuladores sin escrúpulos.

Hoy en una charla edificadora para mí mismo con una amiga, repasaba mentalmente qué haría yo para sacar a un país como España de la crisis. Sea lo que sea, no creo que sólo yo, un músico con conocimientos básicos en el tema, tenga varias soluciones que de verdad crearían un cambio significativo. Es posible que mis ideas sean demasiado socialistas pero no nos engañemos, del total de la población activa, qué tanto por ciento son obreros. La cuestión es fácil, las empresas necesitan dinero y hay que vigilar que gran parte de ese dinero llegue a sus trabajadores. Los trabajadores con dinero consumen y se crean más empresas. Más empresas crean más puestos de trabajo que repercute directamente en una bajada del paro. ¿Solución? Nacionalizar la banca. Simple.

Por su puesto, no sé lo que costaría esto pero haría todo lo que estuviera en mi mano (sin recortar sanidad, educación e investigación) para conseguir este propósito. Gravar a los más ricos, pedir responsabilidades fiscales a las grandes empresas y corporaciones, reducir el gasto en defensa, reducir la partida de la Iglesia Católica, eliminar el Senado, y como medida estrella y verdaderamente impopular: eliminar las Autonomías. Creo sinceramente que hablando con honestidad y explicando la situación, todo el mundo llegaría a entenderlo y todo el mundo sacrificaría algo por el bien de todos. Cuando se salga del agujero volvemos a hablar de naciones históricas, de ikurriñas y sardanas pero hoy por hoy nos caemos todos inevitablemente y es una lástima que ni así nos lleguemos a poner de acuerdo.

De la monarquía mejor ni hablo porque al final no va a servir de nada. Aunque creo que ya ni somos Juancarlistas… Lo que no me gustaría sería una República socialista bananera como en Cuba. Prefiero a los Borbones chupando del frasco mil veces antes que esa dictadura pobremente maquillada.

Va a ser una semana dura. Veremos como se despierta la Prima mañana. Seguramente congestionada…

Aquí no se acabó todo

Trackback URL

4 comentarios sobre "Entschuldigunen sie o mi poco compromiso con las cosas"

  1. El listo
    16/04/2012 at 23:10 Permalink
  2. fernando
    17/04/2012 at 0:09 Permalink

    Parece que los acontecimientos nos devuelven a nuestros foros más íntimos. Tú escribes, yo escribo y, casi seguro, nadie nos lee.
    Pero ¡coño que bien se queda uno cuando escupe toda la rabia que lleva dentro desde hace tanto tiempo!
    Y la prima se ha ido de copas puteando con cualquier mercado que la diga ahí te pudras…

  3. nanoysutrompa
    17/04/2012 at 14:26 Permalink

    @El listo

    Soy fan de APM. :)

  4. Anand
    10/12/2015 at 1:35 Permalink

    This site is like a cloosrasm, except I don’t hate it. lol

Deja tu comentario

ETIQUETAS XHTML PERMITIDAS:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Suscribirse a los comentarios