Diario de un esquizofrénico: El primer intento

Mírala. Es preciosa. Y tú no eres más que un bufón. Un bufón malo, de chistes fáciles y pelos en la espalda. ¿Por qué crees que ella está aquí, debajo tuya? No puedes ¿verdad? Siéntete culpable. Nunca has hecho nada bien, y desde luego hoy no va a ser tu día. Huelela. ¿Te das cuenta? Mejor no te huelas tú. Hueles a vergüenza, a virginidad mancillada. No eres un hombre. No eres su hombre. ¿Te has fijado en sus ojos? Te desea. Debe de estar loca, con esos dientes que tienes, esa barba a medio recortar. Vas siempre hecho una mierda. Y aquí la tienes, en tu cama, desnuda, sudando, pidiéndotelo. Y tú, ¿dónde estás? ¿No puedes? Pobrecito… Me das pena.

Ella me dijo que no me preocupara, que le pasa a mucha gente. Pero yo sé que es mentira. Sabemos que es mentira.

Trackback URL

4 comentarios sobre "Diario de un esquizofrénico: El primer intento"

  1. Bean
    23/04/2012 at 17:51 Permalink

    Lo que la percepción esconde. Cuando la mente te abandona y te guías por instinto. Es precisamente el instinto el que rige, a no ser que la mente no te haya abandonado.

  2. nanoysutrompa
    24/04/2012 at 23:15 Permalink

    Pero tan poderosa la mente a veces, ni el instinto sucumbe…

  3. Bean
    27/04/2012 at 21:52 Permalink

    No tenemos tanto poder como creemos, ni como nos hacen creer. Tu mente nunca superará los instintos de tu cuerpo.

Trackbacks

  1. noticias de zamora michoacan de hoy abc... Diario de un esquizofrénico: El primer intento | I can't with my soul...

Deja tu comentario

ETIQUETAS XHTML PERMITIDAS:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Suscribirse a los comentarios